PEQUEÑA GUÍA DE INICIACIÓN A LA RADIOAFICIÓN


Introducción                                          

¿Qué dirías si hubiese un hobby que te permitiera en tus ratos de tiempo libre hacer cosas tan dispares como contactar con personas de todo el mundo, desde vecinos del barrio hasta extranjeros a miles de kilómetros, de todas las edades y clases sociales (como un pastor, un físico nuclear, un político, un camionero, un universitario...) charlar y hacer amigos, escuchar conversaciones telefónicas, o de la policía, bomberos, ambulancias, barcos, aviones, etc. Contactar con astronautas en el espacio, con satélites y hasta saludar al mismísimo Rey de España? 

Incluso podrías conectarte a otras personas usando tu ordenador, enviarles textos, archivos, fotos... Tendrías ocasión de intercambiar correspondencia con esas personas, aprender un poco de electrónica, hacer pruebas y experimentar tratando de mejorar cada día un poco. Es más, en casos de catástrofes podrías contribuir a salvar vidas o ayudar en tareas humanitarias. 

Pues bien, no tienes que imaginarlo, esto ya existe y no estoy hablando de Internet, ya estaba inventado mucho antes que la red de redes. Todo esto y mucho más es la RADIOAFICIÓN, ya hace años los radioaficionados nos comunicábamos entre nosotros y nos enviabamos correos electrónicos de forma inalámbrica por nuestros propios medios mucho antes de que los teléfonos móviles o Internet estuvieran al alcance de cualquiera, simpre hemos experimentado e innovado. Ser aficionado a la Radio exige algunos requisitos pero a cambio puedes disfrutar de todo lo expuesto anteriormente y muchísimo más... 

Múltiples facetas 

Los radioaficionados tienen multitud de opciones a la hora de practicar su hobby, lo más usual es la charla entre amigos pero como he expuesto anteriormente es posible practicar infinidad de modalidades según los gustos del "operador".
 

Plan de Bandas (Asignación de Frecuencias)

Puedes dedicar tu tiempo a la escucha de todo tipo de comunicados por radio (transmisiones militares, otros radioaficionados, estaciones de radio comercial de países lejanos que emiten en castellano, etc.) son los conocidos como "radioescuchas" o SWL. 

A otros les gusta más el "DX" que consiste en contactar con estaciones lejanas (casi siempre en países remotos y exóticos o en expediciones), muchos disfrutan con la Telegrafía o "CW", verdadero origen de las comunicaciones por radio pero que aún en nuestros días cuenta con muchos seguidores y sigue siendo uno de los medios más eficaces de contacto a larga distancia en condiciones difíciles. Para los amantes de la competición existen concursos y activaciones promovidos por multitud de clubes de radioaficionados tanto locales como nacionales y mundiales, encaminados a conseguir diplomas, trofeos, etc.

Otros optan por los contactos a través de repetidores o a través de satélites construidos y enviados al espacio por asociaciones de radioaficionados, incluso hay quien practica el RL o Rebote Lunar, utilizando la luna a modo de espejo para contactar a larga distancia... 

Hay a quienes les gusta construirse sus equipos y antenas, experimentando constantemente para mejorarlos y mejorar así sus comunicados, son los que más horas pasan en el "cuarto de las chispas" con el soldador en mano. Pero no te preocupes, si no estás muy puesto aquí tienes una guía de iniciación en Electrónica básica para que des tus primeros pasos. Otra opción es el QRP, operar con potencias mínimas que tiene gran respeto y aceptación entre los aficionados.

Algunos conectan su equipo de radio a un ordenador lo que les permite controlar desde el PC las funciones de dicho equipo y también practicar las "comunicaciones Digitales", descodificando otras transmisiones digitales, enlazando con otros ordenadores remotos e incluso usando redes internacionales como las del "Radio paquete" o Packet. Hasta puede enlazarse con Internet mediante voz o datos, también practicar la televisión de "barrido lento" o de aficionado. 

Con un poco de suerte puedes encontrarte en el éter con alguna personalidad o famoso que practique la radioafición, por ejemplo S.M. El Rey de España, que es Presidente de Honor de los radioaficionados españoles.

S.M. El Rey de España

Todo esto se puede hacer desde una estación Base (desde casa), móvil (en coche, barco, etc.) o portable (con un walkie talkie por la calle, en el campo...) los limites los ponen algunos factores como la orografía del terreno, la "propagación", los equipos utilizados o la propia imaginación... 

Cómo empezar 

Para comenzar la afición tan sólo es necesario un receptor de Onda Corta, a ser posible de toda la HF y "banda corrida", sin saltos de frecuencias, o un receptor escaner, lo que nos permitirá escuchar bastante de lo comentado más arriba. Pero para transmitir es un poco más complejo, necesitaremos un transceptor (equipo capaz de recibir y emitir), una antena y una fuente de alimentación, amén de una Licencia que nos habilite oficialmente para operar nuestra "estación". 

En España existe la autorización de radioaficionado (licencia) que otorgan las Jefaturas Provinciales de Inspección de Telecomunicaciones tras pasar unos exámenes. Además existe un segmento especial que no necesita examinarse ni pagar tasas, es la conocida como CB-27. Esta última opción es más sencilla para iniciarse, solo permite emitir en la banda de 27Mhz pero tiene la ventaja de que los equipos son mucho más económicos y fáciles de utilizar.

La banda de 27 (también conocida como 11 metros) es ideal para iniciarse, muchos han conocido este hobby gracias a la "CB" o Banda Ciudadana que es verdadera cuna o cantera de radioaficionados, pero empecemos por donde empecemos, lo que debemos hacer antes de coger el micrófono es escuchar mucho. Observar el modo de operar de los veteranos es un buen comienzo, veremos que hablan en un argot especial, dando su indicativo (nombre clave, mezcla de letras y números, que les identifica) y demostrando una cortesía y educación exquisitas. 

Cómo operar una estación 

Básicamente deberemos asegurarnos de que nuestra antena está conectada y llega corriente eléctrica a la Emisora, la encendemos y procedemos a sintonizar una frecuencia o canal en el que haya estaciones. El manejo de unos equipos a otros es en general muy parecido pero algunas características difieren según el fabricante. 

La conversación se denomina QSO y normalmente cuando hay 3 o más operadores se forma una "rueda", sólo habla una persona a la vez, cada uno espera su turno por riguroso orden y entre comentarios se deja un "espacio en blanco", un pequeño lapso por si hay alguien que desea entrar y participar. Ya he dicho anteriormente que es mejor escuchar mucho y a la hora de hacer llamada es bueno escuchar primero, así cuando nos den entrada no preguntaremos tonterías tales como que quién está en la rueda, a quién le toca el cambio o de qué se está hablando. 

Hay temas de los que no se debe comentar, tales como la religión o la política y debemos evitar usos incorrectos como emplear los equipos para los negocios o como telefonillo para comunicar con familiares asiduamente. Sobre todo se respetuoso y educado; tras un amigable QSO te pueden pedir un intercambio de QSL, esto consiste en enviar por vía postal una tarjeta denominada QSL (puede valerte una tarjeta postal) consignando todos los datos del contacto tales como fecha, hora, frecuencia, RST o control de señal, indicativos y nuestra localización. La QSL es importante a la hora de tener un recuerdo de algún amigo, para los que las coleccionan o para presumir ante otros colegas de nuestros contactos más lejanos o exóticos. 

Más información

Para más detalles o información puedes dejarme un correo electrónico en ea7aha arroba gmail.com estaré encantado en contestar a tus preguntas, para conocer más puedes visitar algunas otras webs de interés pulsando aquí, también tienes descargable una Guía PDF hecha por la E.T.S.I.T. de la Universidad de Vigo bastante completa aunque algo antigua e incluso si ya tienes el indicativo puedes leer esta otra guia para novatos EA.

Aquí una muestra de lo que se puede contactar en radio

Descarga aqui el PLAN DE BANDAS

MENÚ Principal
VOLVER